A través de Internet se está difundiendo un documento titulado “Claves urgentes para entender el conflicto de violencia y protestas en Venezuela”, que en el ámbito que se dice libertario, hemos podido ubicar en los siguientes lugares:

Resumen de A-infos-ca, Vol 144, envío 24, remitido el 22/05/17 a suscriptores de lista de correo electrónico A-Infos-ca, tambien accesible en http://ainfos.ca/ainfos57593.html.

http://rupturacolectiva.com/claves-urgentes-para-entender-el-conflicto-de-violencia-y-protestas-en-venezuela/

Ninguno  de los anteriores difusores cita la dirección de la fuente original, a la cual sólo se identifica como “La Tabla”, que resulta ser una página web de propaganda pro-gubernamental, que incluso no esconde que es financiada con publicidad del Estado venezolano. En esa web, el post se publicó por primera vez el 13 de mayo de 2017, con este enlace:

http://www.latabla.com/analisis-la-tabla-claves-urgentes-de-la-violencia-fascista-en-venezuela-mayo-2017/

De manera muy breve, en orden más bien aleatorio y queriendo dar una respuesta pronta, indicaremos algunos de los disparates, mentiras y falsificaciones que plenan ese mensaje al que esos “compas” (¿habrá razón para seguirlos llamando así?) dan difusión y credibilidad en medios libertarios. A quien desee una explicación mas detallada de todo lo que se merecería como réplica tal infundio, le invitamos a visitar el blog de El Libertario http://periodicoellibertario.blogspot.com y ver en especial los posts sobre Venezuela que hemos publicado en abril y lo que va de mayo de 2017.

(Todo lo que se indica entre comillas es cita textual del mentado post.)

– Toda protesta en Venezuela es caracterizada como “violenta ofensiva de carácter fascista” y los que protestan son “una pequeña pero muy activa parte de su población”.

– De un modo extrañamente comedido, se describe a los esbirros de la represión estatal como “agentes de seguridad”.

– Se critica, de modo sorprendente en un medio que se pretende ácrata o afín, a la protesta por “deslegitimar la acción del Estado”.

– La protesta busca, de acuerdo con este peculiar escrito alternativo, “criminalización de la actuacion de los cuerpos de orden”, algo que se ve como censurable.

– Le atribuye un discurso guerrero y apocaliptico a todo el que se opone y protesta contra el chavomadurismo, pero los escasos ejemplos que asoman son vagos y si acaso expresan la visión de un reducido sector.

– El hecho de que haya manifestantes que ejerzan la autodefensa ante la represión policial y militar es visto como evidencia de realizar”preparativos de guerra” y “montar un dispositivo bélico”, algo de lo que en ningun caso serían culpables los cuerpos represivos.

– Denunciar la dictadura chavomadurista y su sistemática violación a los derechos humanos es descalificado como “puesta en escena” y “montaje de un guion cinematográfico”.

– Se adopta el modelo conspiranoico de denunciar que la actual situación es el acto final de un plan que viene fraguándose y ejecutándose desde hace años, como si la situación de hambre, incapacidad gubernamental, corrupción desmedida, militarismo y represión que hoy se vive en Venezuela no dieran motivos para la protesta.

– Se mitifican unos fantasiosos logros sociales, productivos, sanitarios y educativos, desmentidos incluso por las pocas estadísticas oficiales que hoy se pueden conseguir, sin mencionar lo que muestran todos los estudios académicos e independientes sobre esos temas.

– En un lenguaje que tiene evidentes raices policiales y de “inteligencia” militar, se expone una peculiar hipótesis acerca de cómo se habrían formado grupos armados de la oposición, hablando por ejemplo de supuestas evidencias indudables para esa misma situación en 2014, obviando que esas especulaciones policiales resultaron tan endebles que ni siquiera permitieron lograr condenas judiciales firmes pese al control chavomadurista sobre los tribunales.

– Hay una servil y mentirosa justificación a un cuerpo represivo que no se esperaría ver jamás en un lugar que se autocalifica de libertario o afín: “Los datos indican que el desempeño de la GNB -Guardia Nacional Bolivariana- ha sido impecable y con consecuencias fatales mínimas.”

Insistimos, especialmente a l@s compas en el exterior mantenerse alertas ante estas maniobras de intoxicación informativa, provenientas por igual tanto de los autoritarios de izquierda hoy en el poder en Venezuela como de sus contendientes igualmente autoritarios de la derecha y la socialdemocracia. Entiéndase bien que anarquistas y demás gente de izquierda antiautoritaria no nos podemos dejar engañar por lo que dicen unos u otros, pues hay posturas ante la coyuntura venezolana que rompen con ese juego de intereses en que nos quieren embaucar ambos contendientes por el control estatal. Al respecto, reiteramos la invitación a informarse en Periódico el libertario

venezuela

Anuncios