La Confederación Nacional del Trabajo, ante la escalada de violencia indiscriminada desatada por la policía nacional contra los estudiantes valencianos en lucha contra los recortes en educación, quiere condenar públicamente dichas agresiones, exigiendo la inmediata dimisión de la Delegada del Gobierno en Valencia, Paula Sánchez de León.

Por otro lado, desde la Anarcosindical queremos mandar un abrazo solidario a todas y todos los heridos; abrazo que hacemos extensivo a sus familias y a todas las personas que en estos días se están echando a la calle para defender la educación pública. Queremos saludar la valentía de aquellos y aquellas que, a pesar de la represión, han perdido el miedo y se han echado a la calle para defender un futuro digno para los hijos e hijas de la clase trabajadora. Su lucha es nuestra lucha.

No queremos acabar este comunicado sin subrayar la hipocresía del PSOE, que pide ahora explicaciones a la policía cuando durante todos estos años ha instigado la misma política represiva contra los movimientos sociales contestatarios.

Para finalizar, desde la CNT animamos a toda la comunidad educativa del País Valenciano a seguir luchando contra los recortes en la educación pública, plantando cara desde las asambleas y el apoyo mutuo a la política salvaje que al dictado de los mercados pretende acabar con nuestro futuro.

¡Qué la crisis la paguen los ricos!

¡No a la represión! ¡No a los recortes en educación!

Secretaría de Acción Social

Grupo de Trabajo de MMSS

Secretariado Permanente del Comité Confederal

Anuncios