La lucha por el poder entre los diferentes grupos políticos, como se esperaba, no proporcionó so- luciones a los problemas sociales más acuciantes de los trabajadores de Rusia. Las elecciones van y vienen, pero nuestra situación no cambia para mejor.
Tenemos los salarios y pensiones más bajos de Europa. Los precios de los bienes de consumo esenciales y de todos los servicios necesarios (alojamiento y servicios comunales, transporte, etc.) suben continuamente. Han introducido la “ley de las instituciones propiedad del estado” (FL-83) que finalmente se lleva la salud, la educación y el cuidado de la infancia al terreno comercial, y hace que sean cada vez más inaccesibles a los trabajadores normales y los pensionistas. El “examen único del estado” al final de los estudios académicos, debido a la corrupción extendida, favorece a aquellos estudiantes cuyos padres tienen la cartera bien llena. Los trabajadores de empresas e instituciones se encuentran totalmente impotentes: la jornada laboral de 8 horas, de hecho, ha sido cancelada en muchas empresas e instituciones; el derecho a organizar sindicatos simplemente no existe en gran parte de las empresas; la capacidad de hacer huelga se ha reducido casi a cero y los trabajadores y activistas sociales son perseguidos por sus convicciones y despedidos por intentar defender sus intereses (la práctica de la “prohibición de la profesión”). Los trabajadores migrantes se ven completamente privados de cualquier derecho en absoluto.
No obstante, esto no es suficiente para las autoridades y los capitalistas. Están preparando nuevas medidas anti-sociales. Han propuesto algunas nuevas reformas: una reforma de las pensiones (con aumento de la edad de jubilación a pesar de la baja expectativa de vida del país), una reforma de las leyes laborales (con eliminación de las restricciones sobre horas de trabajo, libertad para el despido, etc.) La esfera de la medicina y la educación pagadas se van extendiendo aún más incluso. Nuestros derechos sociales se ven recortados cada día ¡cada hora!
El ataque a los trabajadores continúa en todos los frentes. No es casualidad que coincida con el ataque global de los gobiernos y las empresas hacia la gente trabajadora para obligarlos, bajo la bandera de la “austeridad”, a pagar la crisis del sistema actual: en España y Grecia, Francia e Italia, Portugal y Gran Bretaña, Kazajistán y Bielorrusia… los gobernantes de todos los países y empresas no solamente se han montado en nuestros bolsillos: infringen nuestra dignidad humana. Además, cínicamente nos ofrecen trabajar más incluso para ellos, a la vez que aprietan el nudo de la deuda alrededor de nuestros cuellos con la ayuda de los bancos.
Del 29 al 31 de marzo de 2012, la Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT), la asociación global de sindicatos de trabajadores independientes, auto-gobernados y militantes, organiza días de acción contra las medidas capitalistas de austeridad, la explotación y la opresión, haciendo énfasis en los temas globales, regionales y locales relacionados con conflictos obreros, etc. Estas manifestaciones coinciden con una huelga general en España el 29 de marzo, con el día de acción y solidaridad con un compañero de la Unión de Sindicalist as de Polonia, despedido de “Roche Polonia” y con el día europeo de acción contra el capitalismo, el 31 de marzo (31M), organizado por los sindicatos de trabajadores militantes de Alemania, Italia y España.
Los miembros de la Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT) en Rusia informaron al gobierno de Moscú de su intención de organizar, el 31 de marzo, una concentración de protesta contra las políticas sociales y económicas en Rusia, de las 15.00 a las 16.30h en la estación de metro “Ulitsa 1905”. Animamos a las iniciativas independientes basadas en la comunidad y a los movimientos sociales a participar en la concentración, a hablar en ella, y a contarnos la experiencia y las perspectivas de resistencia contra los ataques a nuestros derechos. La concentración está abierta a trabajadores, jubilados y estudiantes. Pedimos que se abstengan de cualquier campaña política, electoral o de partido, de banderas de partidos y de consignas durante esta concentración (las banderas de iniciativas sociales y comunitarias, sindicatos, etc. si están permitidas)
¡NO A LOS RECORTES SOCIALES!
¡DERECHO A VIVIR! ¡NO DERECHO AL BENEFICIO!
¡SOLAMENTE A TRAVES DE UNA LUCHA UNIDA DE MASAS CONSEGUIREMOS NUESTROS DERECHOS!
Comité organizador de la Concentración del 31 de marzo.

Anuncios