En el último mes, los propietarios de Saladín, restaurante ateniense especialmente conocido en los ambientes más “alternativos”, realizaron tres despidos de trabajadores, en un intento de acallar las voces que con más energía se resisten a aceptar los abusos patronales.
Los trabajadores del restaurante Saladín llevaban meses reclamando que se les asegurara, pues trabajaban sin asegurar y en condiciones muy difíciles, sin pagas extra, sin pluses los días festivos y a ritmos muy intensos, con el local lleno a rebosar. Tras reiteradas negativas por parte de la empresa y gracias a la insistencia de los trabajadores, éstos consiguieron que se les asegurara a media jornada desde el mes de mayo de 2013 y a jornada completa desde octubre de 2013. Entonces la empresa, alegando el descenso de las ganancias, como es habitual en estos casos y pese a que la caja al final del día es siempre muy elevada, intentó reducir el jornal de los trabajadores. La mayoría de los trabajadores no aceptaron esta reducción, que no salió adelante. A continuación, la empresa quiso reducir las pagas extra de Navidad (en algunos casos, 82 euros por cuatro días de trabajo semanales), pero nuevamente los trabajadores se negaron a admitir este abuso y la empresa se echó atrás, alegando que se había producido un error en la oficina de contabilidad.
Después comenzaron los despidos y la intimidación. Primero, despidieron a un trabajador. El resto de trabajadores reclamaron entonces la readmisión de su compañero y se movilizaron. La empresa procedió a realizar dos despidos más el 18 de enero.
Los tres trabajadores despedidos son miembros del Sindicato de Hostelería y sus despidos están íntimamente relacionados con su actividad sindical. Desde entonces, se han sucedido las movilizaciones y las acciones exigiendo la inmediata readmisión de los despedidos por parte del Sindicato de Hostelería, con el apoyo de otros colectivos y sindicatos, entre ellos el Sindicato de Trabajadores Precarios y Parados, SOBA, y la Unión Sindical Libertara, ESE (dos de los despedidos son miembros de ESE).
INMEDIATA READMISIÓN DE LOS TRABAJADORES DESPEDIDOS.
LAS AMENAZAS E INTIMIDACIONES NO NOS ASUSTAN.
SOLIDARIDAD, AUTORGANIZACIÓN Y RESISTENCIA EN EL TRABAJO.

Página facebook de los despedidos, para muestras de solidaridad

Página de facebook del restaurante, para protestas (aunque las borren les duele…):

PATRONES “ALTERNATIVOS”
AMENAZAS “ALTERNATIVAS”
DESPIDOS “ALTERNATIVOS”

Lo alternativo se acaba cuando los patrones ven a los trabajadores reclamando derechos, negándose a admitir reducciones salariales y organizándose desde la base.

Entonces los patrones son implacables: insultan, amenazan, mienten y despiden a todo aquel que se resiste.

Sin título-13bΕλευθεριακή Συνδικαλιστική Ένωση – Διεθνείς Σχέσεις

Unión Sindical Libertaria – Relaciones Internacionales