El jueves 20 de Noviembre de 2014, 27 presos políticos kurdos en la prisión central de Urmiye (Irán) comenzaron una huelga de hambre a gran escala para condenar el traslado de presos peligrosos a la sección de presos políticos, así como el traslado de presos políticos a secciones no políticas y también en protesta por la presión inhumana de la oficina de inteligencia de dentro de la prisión.
Firat News Agency ha preparado y publicado un informe detallado de la huelga de hambre de los presos así como las condiciones de la prisión central de Urmiye, y este informe ha sido traducido al inglés por Rojhelat.info y posteriormente al castellano por rojavanoestasola.noblogs.org.

Untitled 1

La sección 12 de la prisión central de Urmiye es conocida como la Sección de los Presos Políticos cuya capacidad es de 50 personas. Sin embargo, durante los dos últimos años los oficiales de la prisión intentaron disolver la sección política mediante el traslado sistemático de varios presos políticos a la sección de delitos peligrosos que incluyen a asesinos y traficantes de droga y por otro lado mediante el traslado de presos no-políticos y peligrosos que tienen un historial de ataques a otros presos, a la sección de presos políticos. En vez de enviar nuevos presos políticos a la sección 12, la mayoría de ellos son enviados a otras secciones y hasta ahora hay 35 presos políticos encerrados en las secciones de asesinos y traficantes.
De acuerdo con los últimos datos, actualmente 80 presos están en la Sección 12 donde 50 de ellos son presos no-políticos y sólo los otros 30 son presos políticos. La sobrepoblación en esta sección ha afectado a las instalaciones donde el acceso a aire fresco, darse una ducha, la enfermería, etc. está ahora más limitado para los presos políticos.
De vez en cuando los guardias especiales de la prisión registran la sección política para acosar y requisar las pertenencias personales de los presos políticos como libros, revistas, y escritos. Los presos políticos tienen prohibido usar las instalaciones de la prisión tales como la biblioteca y el gimnasio. Ni siquiera tienen permiso pare recibir libros y revistas que tienen licencia de publicación por el ministerio de cultura de Irán y que son accesibles a la gente fuera de la prisión. El tener una oficina de inteligencia dentro de la prisión es otro desafío que tienen que soportar los presos políticos ya que los agentes de inteligencia constantemente citan y amenazan a los presos políticos con el arresto de familiares, traslados a celdas individuales de la prisión o añadir cargos a su documento judicial.
En protesta contra las condiciones de la prisión central de Urmiye, 30 presos políticos de la sección 12 comenzaron una huelga de hambre el 20 de Noviembre y actualmente la huelga continúa entre 26 presos. En vez de considerar la demandas válidas de los presos políticos en huelga de hambre, los oficiales de la prisión así como los agentes de inteligencia les citan, amenazan e incluso los exilian. El 23 de Noviembre la oficina de inteligencia de la prisión central de Urmiye citó a Osman Mostafapour y le avisaron de que la huelga de hambre debía de parar o sino abrirían otro documento judicial para todos los participantes de la huelga de hambre. Osman Mostafapour está condenado a 34 años de prisión y actualmente ha servido ya más de 20.
El 29 de Noviembre los guardias especiales de la prisión se desplegaron tras las puertas y ventanas de la Sección 12 estando equipados con porras, Taser y spray pimienta. El director amenazó a los presos políticos anunciando de que si no acababan la huelga de hambre serían golpeados por los guardias especiales. Ese mismo día los presos que tenían visita fueron forzados a desnudarse en la sala de visita para ser registrados antes de verse con sus familiares como excusa para prevenir que sacasen cartas al exterior de la prisión. Mansour Arvand, el preso político kurdo condenado a muerte, fue trasladado de la prisión de Urmiye con esposas en pies y manos el mismo dia que tenía visita. Fue trasladado a la prisión de Mahabad sin noticia previa. El mismo día (29 de Noviembre) a las 22 horas los guardias de la prisión intentaron trasladar a Mohammad Abdullahi a la sección de asesinatos, pero sin embargo se encontraron con la resistencia de los presos políticos.
El lunes 8 de Diciembre Jafar Afshari fue citado por los oficiales de seguridad y posteriormente trasladado a la sección de trabajos. El mismo día Arafat Asghari, uno de los participantes en el movimiento de la huelga de hambre fue puesto en libertad tras estar seis meses en prisión.
El martes 9 de Diciembre, Ali Afshari, un preso político condenado a muerte, fue citado por la oficina de seguridad donde habló con el jefe de la oficina de inteligencia de Urmiye. El oficial de seguridad pidió que acabasen la huelga de hambre inmediatamente o sino sufrirían horribles consecuencias. Añadió además que si la huelga de hambre continua, hacer cumpli la ejecución de Ali Afshari no estaría lejos de las expectativas.
El miércoles 10 de Diciembre, Ali Afshari cayó inconsciente en el baño de la sección debido a una fuerte debilidad, presión arterial baja, así como debido a las heridas de bala sin tratamiento durante su arresto. Fue inmediatamente trasladado a la enfermería. Debido a su condición grave fue trasladado de la enfermería al hospital Khomeini de Urmiye. Volvió a la enfermería de la prisión esposado de pies y manos por la noche. El doctor de la enfermería le instaló suero, pero Ali Afshari todavía continúa con la huelga de hambre a pesar de su condición de salud crítica.
Debido a la fuerte debilidad y la baja presión arterial Reza Rasouli y Abdullah Amooei se desmayaron y fueron trasladados a la enfermería de la prisión. Después de recuperar la consciencia fueron devueltos a su sección y continuaron con la huelga. De acuerdo con los últimos informes, las condiciones de salud de Reza Rasouli, Yousef Kaka Mami, Sherko Hassanpour, Sirwan Najavi, Abdullah Amooei y Mohammad Abdullahi están en estado crítico. Alireza Rasouli fue la primera persona en comenzar la huelga de hambre y después de cerca de 40 días su situación física es muy crítica. La salud de los otros presos también es pobre.
Masoud Shams Nejad es un abogado kurdo que estaba defendiendo a algunos de los presos políticos kurdos condenados a muerte. Fue detenido y condenado a 4 meses de prisión acusado de tener contacto con los medios de comunicación de la oposición al gobierno iraní. Masoud Shams Nejad se unió a la huelga de hambre desde el 10 de Diciembre y por eso fue atacado físicamente por los guardias de la prisión.
Actualmente hay 27 presos políticos kurdos que continuan la huelga de hambre en la sección 12 de la prisión central de Urmiye.

Lista de los presos políticos kurdos que han participado en la huelga de hambre:

1. Sherko Hassanpour, 5 años de prisión
2. Abdullah Biselnoon, 1.5 años de prisión
3. Yousef Kake Mami, 9 años de prisión
4. Osman Mostafapour, 34 años de prisión
5. Mostafa Ali Ahmad, 11 años de prisión
6. Abdullah Amooyee, situación incierta
7. Jafar Afshari, 5 años de prisión
8. Vali Afshari, 5 años de prisión
9. Keyhan Darvishi, 3 años de prisión
10. Mostafa Davoodi, 10 años de prisión
11. Shoresh Afshari, 5 años de prisión
12. Khizir Rasoul Morovvat, 5 años de prisión
13. Mohammad Abdullah Bakht, 1 años de prisión
14. Reza Rasouli, 3 años y 9 meses de prisión
15. Ahmad Tamooei, 15 años de prisión
16. Amir Maladoost, 4 años de prisión
17. Masoud Shams Nejad, 4 meses de prisión
18. Seyyed Sami Hosseini, condenado a muerte (Ejecución)
19. Seyyed Jamal Mohammadi, condenado a muerte (Ejecución)
20. Behrouz Alkhani, condenado a muerte (Ejecución)
21. Ali Ahmad Soleiman, condenado a muerte (Ejecución)
22. Saman Nassim, condenado a muerte (Ejecución)
23. Sirwan Najavi, condenado a muerte (Ejecución)
24. Ibrahim Issapour, condenado a muerte (Ejecución)
25. Ali Afshari, condenado a muerte (Ejecución)
26. Rizgar Afshari, condenado a muerte (Ejecución)
27. Mohammad Abdullahi, condenado a muerte (Ejecución)

Anuncios