anarquíaEl peso del tiempo y el estatus político de Puerto Rico (estatus colonial, bajo el yugo de los Estados Unidos desde el 1898 hasta la actualidad y con el imperio español por más de casi 4 siglos desde el XVI (1500)) ha provocado que las ideas de “izquierdas”, en especial las anarquistas, prácticamente desaparezcan de las opciones de cambio para muchos de los ciudadanos puertorriqueños. Durante muchos años el ideal libertario ha estado presente en muy pocas mentes. Mentes de individuos que dan la lucha colaborando con otros grupos de la izquierda tradicional de este país (independentista, nacionalista y socialista-marxista/leninista-estalinista/trotskista/etc.) en el que no se les permite presentar sus propias ideas. Aunque, como sucedió en casi toda América, los anarquistas, que emigraron o fueron exiliados de Europa, fueron los que sembraron las ideas de lucha social en las nuevas metrópolis americanas, fueron los que organizaron los sindicatos, formaron ateneos, centros o clubes obreros y fundaron periódicos de propaganda socialista y anarquista, ellos, en Puerto Rico, no han tenido ni un espacio en la historia oficial y mucho menos les han permitido legar sus ideas a la juventud.
La rebeldía organizada fue, en mi país, canalizada por los anarquistas durante el periodo de 1890 hasta las primeras dos décadas del siglo XX. Luego de un tiempo, el ideal anarquista fue borrado de la mente de muchos y muchas puertorriqueñas, lamentando que los compañeros de izquierda (marxistas, estalinistas, leninistas, maoístas, trotskistas e independentistas y nacionalistas) fueran, en su mayoría, los culpables de ello. Reduciendo los avistamientos públicos de un ideal revolucionario a tan sólo unos cuantos libros, folletos, boletines y a algunas personalidades menores de la historia, que para bien o para mal se pueden encontrar en una biblioteca muy poco concurrida.
Ahora, en el siglo XXI, tras darnos cuenta que muchos y muchas han volcado en la búsqueda de otras alternativas de trasformación social –donde se niega la necesidad de una estructura puramente estatal—, debido a las muchas crisis económicas que se muestran en el mundo y el aceptado resquebrajamiento de la hegemonía del socialismo por parte del marxismo-leninismo (el socialismo autoritario), el anarquismo, desde sus múltiples formar de lucha, ha emergido de la oscuridad y ha puesto su manos a la obra para ayudar a organizar a todas las personas que pretendan conquistar la libertad y trasformar desde cero la sociedad. En Puerto Rico, para los años de 2010 y 2011, años en que se produjo una de las huelgas universitarias más libertarias y mejor organizadas desde hace muchos años, se formó un colectivo anarquista de divulgación y de presencia política en la Universidad de Puerto Rico, llamado La Acción Libertaria[1]. No hay registro histórico desde los años 20 que nos diga que haya habido una organización reconocida que promoviera el ideal anarquista y tuviera injerencia en los asuntos de la universidad y fuera de ella. La Acción Libertaria fue el ejemplo de que es posible reconstruir, o mejor dicho, de construir un movimiento libertario que tenga como objetivo, tal como sería un estallido inteligente, la Revolución Social en la isla de Puerto Rico y el Caribe. Por consiguiente, esta propuesta tiene como propósito convocar a las organizaciones, federaciones, colectivos, centros sociales y a toda la fraternidad anarquista internacional a ayudar al creciente movimiento libertario (anarquista) de Puerto Rico a fundar el Centro de Estudios Libertario y su periódico anarquista.
Pretendemos crear un espacio físico y visual, que permita al ideal libertario introducirse nuevamente en la mente de todos y todas las borincanas. Para hacer realidad este sueño, necesitamos de toda la ayuda posible. Es bien sabido que el dinero no es nuestro aliado, estamos en una profunda crisis económica, por lo que hacemos esta intervención a todos ustedes. Les pedimos, humildemente, que, si está dentro de sus posibilidades, donen, voluntariamente, la ayuda que puedan, tanto en metálico como en materiales de divulgación y cualquier otro tipo de ayuda.

Descripción del Proyecto

Centro de Estudios Libertarios:
Si nos basamos en una estructura descentralizada donde existe un núcleo que tiene como tarea el de comunicar, coordinar y canalizar las decisiones de todos los comités y organizaciones confederadas en un movimiento especifico (anarquista)[2], el centro sería éste. Un núcleo físico de operaciones de una vasta red de organizaciones o grupos de afinidad libertaria, es decir, un edificio donde se promoverá las reuniones, asambleas, actividades culturales y comunitarias. También el centro se convertirá en el lugar donde se ofrecerá formación política libertaria y se incentivará la investigación teórico-práctica, dado que poseerá una biblioteca. Lo que nos llevará a buscar un espacio adecuado, donde tengamos, mínimamente, un salón grande y uno pequeño que será la biblioteca.

Biblioteca:
La biblioteca libertaria será una especializada en anarquismo, pero esto no nos impide, mejor dicho, tenemos un deber en albergar toda la literatura política que podamos. También, pretendemos crear un archivo con la documentación (periódicos, folletos, afiches, boletines, revistas, resoluciones de asambleas, plataformas ideológicas, etc.) de los movimientos políticos de izquierda de este país. No podemos, en nuestro tiempo ser sectarios en el estudio. La biblioteca no sólo servirá para atesorar los libros, sino para que todas las personas con deseos de aprender puedan tener disponible la literatura. Pretendemos, hacer de la biblioteca un lugar educativo para todo el mundo, no sólo para anarquistas o académicos.

Periódico Anarquista/Editorial:
El objeto principal de este proyecto es la construcción de un periódico anarquista. El centro es la guarida para él. El periódico anarquista (órgano de difusión por excelencia) aún no posee nombre oficial aunque podemos mencionar algunos nombres tradicionales: Acción Libertaria, La Antorcha, Acción Directa, El Libertario, etc. En la historia de Puerto Rico, como en la mayoría de los países de América, podemos encontrar que para finales del siglo XVIII y las primeras tres décadas del XX, con la fácil accesibilidad a las imprentas, se forman una multiplicidad de periódicos y revistas, en espacial socialistas (incluimos en ello a autoritarios como a antiautoritarios). Con la represión política que tuvo el movimiento libertario y obrero en la isla, durante las primeras dos décadas de siglo XX, la mayoría de los periódicos anarquistas desaparecieron de la isla. Estos periódicos, funcionaban como una forma de elevar la conciencia de los lectores y para divulgar las acciones llevadas a cabo en el mundo por los anarquistas, el movimiento obrero (la Internacional), las revoluciones populares y el sindicalismo puertorriqueño. Según la investigación del compañero Jorell A. Meléndez Badillo, en su libro Voces Libertarias, para antes del 1898 (año de la invasión de E.U.A. a Puerto Rico) existían unos 10 periódicos obreros que en su mayoría fueron fundados por trabajadores que promulgaban el socialismo libertario. Para el siglo XX, entre el 1900 hasta el 1911, se podría decir que existieron unos 9 periódicos de propaganda anarquista. Entonces, ¿por qué si existían tantos periódicos, no sobrevivió aún que sea uno en nuestro tiempo? Esa pregunta no tiene una sola respuesta. Por tanto, los anarquistas puertorriqueño, en este nuevo siglo, tenemos el deber de formar de la nada un nuevo periódico libertario. Tenemos como ejemplo actual el periódico anarquista El Libertario de Venezuela.
La publicación de un periódico totalmente libertario tiene como objetivo y visión el impulsar a los puertorriqueños y puertorriqueñas a preguntarse por su futuro y a que aspiren a trasformar la sociedad en la que viven. Los periódicos anarquistas son fuentes de disidencia importantes para los países, no sólo ahora, sino desde antaño. Los Estados y gobiernos han tenido el control de la noticia y la comunicación desde la invención de la imprenta. Cuando un grupo toma el poder se apodera automáticamente de la prensa y de las telecomunicaciones, provocando con ello la censura y la enajenación del pueblo. Los periódicos anarquistas o periódicos disidentes promueven el periodismo con verdad, sin engaños. Este periódico que pretendemos hacer, tendrá como fundamento la verdadera noticia y estará impregnado de los más bellos fines: la trasformación de la sociedad, la emancipación del individuo y la búsqueda de la auténtica libertad –todo esto se une para convertirse en la moral anarquista. Por tanto, en un país como Puerto Rico, donde no hay prensa real, es un deber moral tener un periódico.

Salón de Reuniones y de Actividades Diversas:
Sobre la sala de reuniones, ésta tendrá una multiplicidad de funciones, por lo que deberá tener un espacio considerado grande. Ya que con un espacio así se podrá llevar acabo: asambleas, congresos, reuniones de comités, comedores sociales y un lugar donde se pueda presentar actividades culturales (teatro, música, cine y actos de confraternización).

Otras ideas para el uso del salón (no son prioridades principales):
Aunque sabemos que es ambicioso, queremos tener un Café-Comedor social y una librería. Esto será la forma en que se logrará financiar, en parte, el centro. La idea de unir el Café-Librería con un comedor social estriba en la solidaridad con otras organizaciones libertarias. En la actualidad tenemos una organización (ONG) socialista que se llama Centro para el Desarrollo Político, Educativo y Cultural (CEPEC) que tiene como parte de su programa los Comedores Sociales dentro de la Universidad de Puerto Rico. Reconocemos que la acción que llevan a cabo tiene todo los puntos para llamarla autogestión alimentaria, lo que definimos como un acto totalmente libertario. Por lo que, siendo cónsono con nuestros ideales anarquistas, queremos hacer alianza con ellos y abrir una cocina en el área que nos permita, a ellos como a nosotros, poder llevar alimento a más personas y educar sobre los problemas económicos que con lleva el consumo ciego y desmedido al que nos obliga el capitalismo.
La librería; no es necesario explicar la importancia de vender, más que vender, es hacer accesible a las personas los libros anarquistas. Éstos ayudarán a que las personas tomen conciencia sobre la práctica, historia, ideología, política y filosofía del ideal libertario. Considerando que existen variadas editoriales anarquistas en el mundo, y muchas de ellas producen libros en español, y muchos periódicos, revistas y otros modos de divulgación visual, el tener una librería es una forma de apoyarlos y de hacerlos cada vez más accesibles a otras personas. Así que la obviedad de una librería, fuente no sólo de ingreso sino de divulgación del ideal, es más que fundamental para un centro de estudios libertarios.
Igualmente, reconociendo que hacer un centro de esta magnitud es muy difícil, pretendemos, si es que se puede, ambientar un espacio del centro en dormitorios[3]. Con ello, no sólo los miembros coordinadores pueden dormir allí, sino que los compañeros y compañeras que viajasen a la isla se les podrán ofrecer un lugar donde dormir. Repito que el proyecto es uno muy ambicioso, pero no buscamos más que tener un verdadero espacio donde podamos procrear el germen libertario para el país.
Para concluir con esta propuesta. El internacionalismo que tanto promulgamos no será efectivo si existe un lugar de la Tierra que no tiene las herramientas necesarias para emanciparse. En Puerto Rico, tenemos la voluntad de luchar, pero dependemos de buscar herramientas sólidas para la lucha. No vamos a prometerles que vamos hacer la revolución social de inmediato, más bien nos comprometemos en encender la chispa de revolución, que si no es con nosotros, los que hereden nuestro esfuerzo podrán hacerla.
Para mayor información podrán comunicarse al correo electrónico: discusión.anarquia@gmail.com. Si su ayuda es económica (dinero), primero notifíquelo por medio de una carta electrónica, para indicarle como puede enviarlo. Si su donación es en materiales podrán enviarlos a la dirección postal:
P.O Box 831, Bayamón, Puerto Rico, 00960-0831, a nombre de Damián Hernández Marrero.Untitled 9

Notas:
[1] Éste tuvo una duración de un año, aunque los miembros fundadores aún siguen con la búsqueda de formar o reorganizar el colectivo o crear una nueva forma de organización de lucha anarquista. Para el 2010 el colectivo realizó círculos de lecturas, conferencias, talleres culturales, actos públicos, como marchas y piquetes, y la participación en frentes juveniles de izquierdas, así como reclamos de toda índole justa. El número de miembros fluctuó entre los 10 a 15 miembros, entre militantes y allegados.
[2] Aunque mencionemos movimiento específico anarquista no hablamos del especifismo anarquista, que ha tomado auge en toda América. Más bien, pretendemos hacer una hibridación tanto del especifismo con el insurreccionalismo, al que podemos llamar: isureccional-especifista o red libre de núcleo específico. Tomamos, la estructura de un núcleo específicamente libertario como lo promueve el especifismo y la estructura organizativa de grupos de afinidad del isurreccionalismo, los que nos permiten llevar acabo, con mejor resultado, la tarea de promover el ideal anarquista en la isla de Puerto Rico. Para algunos, esta fusión es una muy buena forma de organización libertaria, ya que permite la independencia de los grupos de afinidad pero sin desligarse de unos fines ideológicos establecidos en asamblea, como también, la permanente comunicación entre los grupos y su interacción y solidaridad necesaria. El núcleo, es decir el centro, es el ancla ideológica en donde los grupos circunvalarán sus actividades y acciones. Esta idea de organización deberá ser analizada con más detenimiento.
[3] Esta idea es muy posible dado que muchos de los espacios abandonados en el área donde pensamos instalarnos son edificios de vivienda con comercios juntos.

Anuncios