julián IruñeaSería imposible entender la importancia del movimiento obrero en general y del libertario en particular sin la participación efectiva de las mujeres en el mismo. Una de las grandes conquistas del socialismo internacional fue sacar a la mujer del ostracismo en el que en siglos anteriores se le había sometido.
Haremos un recorrido por la participación de la mujer en los distintos procesos revolucionarios, su implicación en la lucha política y socialista y centraremos la atención en alguna de esas mujeres. Pondremos mayor énfasis en el anarquismo como una de las ideologías y movimientos que más trabajo la cuestión de género y desde una perspectiva de género. Para finalizar nos centramos en la figura de Teresa Mañe (o Soledad Gustavo) madre de Federica Montseny y una de las mujeres más importantes de esa generación de anarquistas de finales de siglo XIX y primer tercio del siglo XX.julian Bizkaia

Anuncios