Untitled 5Hoy, las bombas colocadas en una manifestación en la ciudad turca de Ankara mataron al menos a 86 personas. Esto sucede en el contexto de los ataques con bombas en Amed en junio, contra un mitin electoral; el ataque a Kobanê desde las fronteras de Turquía en junio y el ataque en julio en Suruç contra una delegación de ayuda a Kobanê. Muchos compañeros en Turquía y Kurdistán culpan a estos ataques contra el Estado turco.Untitled 4
Este es el comunicado Revolutionary Anarchist Action (DAF):
NO PUEDE SER OLVIDADO, NO PUEDE SER PERDONADO.
“Hoy, 10 de octubre, la “Manifestación Trabajo, Democracia y Paz”, que fue organizada por varios sindicatos, asociaciones y organizaciones ha sido atacada. Al igual que en Amed en junio y en Suruc en julio, las bombas que estallaron hoy en Ankara han matado a decenas de personas.
Miles de personas vinieron desde muchas ciudades diferentes de la geografía unidas contra de las políticas de guerra, contra la especulación con la guerra de los diferentes grupos de poder.
Hoy, las bombas que explotaron, asesinaron a la gente que quería paz, vida y libertad contra la guerra.
Esta explosión, en el que más de 30 personas han perdido la vida hasta ahora, es un reflejo de la codiciosa sed de sangre de las potencias. Los que asesinaron en Amed, en Pirsus, en Cizir, ahora están tratando de intimidar a los pueblos, frustrando y desalentando con la política de guerra la lucha por la libertad, con el asesinato de decenas de personas en Ankara.
Los poderosos deben saber que por cualquier medio, ya sea arrestando o asesinando con bombas, no conseguirán intimidarnos ni que nos entreguemos a su política de guerra.
Por un mundo nuevo, una vida de libertad, los asesinos en Amed, en Pirsus, Cizir y Ankara, los asesinatdos no pueden ser olvidados, los asesinos no pueden ser perdonados.”

Revolutionary Anarchist Action (DAF)

Imagen1Extraído y traducido de 325

Anuncios